Apto para mentes tan abiertas como las piernas de una prostituta en pleno trabajo... Lalalalalalala es la canción que todos llevamos dentro de la cabeza, el problema es que no todos saben cantar, porque para eso se necesita: libertad, arte, más instintos que cultura y más "más" que vulgo...(y punticos de suspensión para la pasión)

lunes, septiembre 04, 2006

Hippie!!


Esto es un articulo de Skip Stone "Hippies from A to Z" que recorte...asi que copie el texto traducido y en otro post estaran las citaciones incluidas adentros...

"Mi opinión es que ser un hippie es una cuestión de aceptar un sistema universal de creencias que transcienden las normas sociales, políticas y morales de cualquier estructura establecida, ya sea una clase, iglesia, o gobierno. Cada una de estas instituciones poderosas tienen su propia agenda para controlar, y aun esclavizar a la gente. Cada uno tiene que defenderse cuando se ve amenazado por enemigos reales o imaginarios. Así es que vemos la historia como un desfile de conflictos interminables de país contra país, religión contra religión, clase contra clase. Después de milenios de guerra y contiendas, en las cuáles incontables millones han sufrido, nos hemos alzado por encima de nuestras mezquinas diferencias.

El camino del hippie es antitético a todas las estructuras de poder jerárquicas represivas porque éstas son contrarias a los objetivos del hippie de paz, amor y libertad. Es esta la razón por la que la "clase dirigente" tuvo miedo y suprimió el movimiento hippie de los 60s, ya que era una revolución contra el orden establecido. Es también la razón por la que los hippies fueron incapaces de unirse y derrocar el sistema ya que rehusaron construir una base de poder. Los Hippies no imponen sus creencias a los demás. En lugar de eso, los hippies tratan de cambiar el mundo a través de la razón y viviendo según lo que creen.

Para ser un hippie debes creer en la paz como forma resolver las diferencias entre los pueblos, ideologías y religiones. El camino a la paz es a través del amor y la tolerancia. Amar significa aceptar a los otros como son, dándoles libertad para expresarse y no juzgándolos por las apariencias. Éste es el centro de la filosofía hippie.
Nuestra sociedad sólo permite una o dos semanas al año de libertad para hacer nuestra voluntad. El resto del tiempo somos esclavos del sistema. Los hippies rechazan el estilo de vida de la oficina y por consiguiente son objeto de ridiculización por parte de aquellos cuyas vidas se rigen por un reloj. La gente programada está celosa y resentida de la libertad que poseemos. La libertad no mitigada que los hippies representan es la máxima amenaza para cualquier sistema en el que el control corresponde al poder.

Con toda esta libertad viene un montón de responsabilidad. El sistema no nos facilita sobrevivir sin sacrificar nuestros valores. Por eso debemos descubrir formas alternativas de ganarnos la vida sin ser una carga para los recursos de nuestro planeta y nuestros hermanos. Los hippies han sido pioneros en numerosos estilos de vida y comunas que incluyen negocios alternativos, cooperativas, comida saludable y medicina alternativa. Nosotros enfocamos la preocupación de todos sobre el medio ambiente para resaltar nuestras responsabilidades con nuestro planeta y con las generaciones futuras.

Otras creencias que tienen su origen en nuestra filosofía son: una espiritualidad carnal como la creencia en Gaia (la tierra como un organismo), el movimiento verde (el activismo político), aun el chamanismo y el vegetarianismo. Estas visiones filosóficas y políticas reflejan un respeto por la naturaleza y el planeta como un todo, algo de lo que carecen nuestras sociedades capitalistas y materialistas. El mundo necesita que los hippies señalen alternativas al sistema arraigado y avisen sobre los desastres inminentes que nos aguardan si no cambiamos nuestros estilos de vida. El objetivo no es hacer a todo el mundo hippie (¿Por qué deberíamos protestar?). Más bien podemos tratar de influenciar a los demás por el ejemplo, a través de la tolerancia y el amor y enseñando las virtudes del camino hippie.

Así ser un hippie no es una cuestión de vestido, comportamiento, estado económico, o medio ambiente social. Es un acercamiento filosófico a la vida que enfatiza la libertad, la paz, el amor y un respeto a los demás y a la tierra. El camino del hippie nunca murió. Siempre ha habido hippies desde la primera vez que la sociedad impuso reglas, a Jesús, a Henry David Thoreau, a John Lennon, a tí y a mí. Creo que hay algo de hippy en todos nosotros. Solo que ha sido reprimido por nuestro proceso de socialización. Necesitamos encontrarlo y cultivar al hippie que llevamos dentro. Sólo entonces podemos alcanzar nuestro potencial verdadero.

La edad de los hippies también se enfrenta con las mismas situaciones que todos los humanos deben confrontar. Más sabios que antes, ayudemos a los hippies más jóvenes a encontrar el camino para conservar la tierra y lograr más libertad que existe en nuestros sueños más descabellados. Encontremos nuestro asunto común de interés, creemos una comunidad mundial, y una vez más soltemos nuestras banderas caprichosas y convirtámonos en lo que todos estamos destinados a ser.
Paz y Amor, Skip
"

1 Comments:

Anonymous Javo said...

Te felicito, muy buena sintetisacion de lo que es...

Es un modo de vida y creo que en algun momento se desperto nuestra parate hippie...
Pero la sociedad con todas sus represiones a muchos nos ahogaron y otrs fuimos juzgados pero alfin nunca moriran xke siempre viven...
Es un eco ke apesar de los años no se existengue...

Te dejo mi msn chpklb@hotmail.com

7:04 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home